«Fraga de Vilapena, TRABADA» 24 de agosto

Ayer, 24 de agosto fue la octava jornada del proyecto “A Mariña en Ruta” con la ruta “Fraga Vilapena, Trabada”. Como siempre, una caminata a pie en la que disfrutamos del aire libre y el patrimonio de A Mariña Lucense de una forma respetuosa con el medio ambiente. Y  qué mejor manera de hacerlo que de la mano de Óscar Chao, Biólogo. Además de coordinador de Proxecto Rebinxe y presidente de la “Asociación Rebinxe: pola recuperación da biodiversidade”, organización sin ánimo de lucro centrada en el estudio y conservación de fauna y flora locales desde el año 2017. 

Durante la ruta pudimos aprender el valor del patrimonio natural de la “Fraga de Vilapena”. Una fraga que tiene sobre todo un gran valor ecológico a nivel de especies vegetales, pero muy degrada y con una presión en el entorno debido sobre todo a la plantación de monocultivos de eucalipto. Por todo ello, esta caminata ha servido para poder enseñar, concienciar y poner en valor este entorno único que debemos proteger. 

Pudimos observar la rica vegetación que forma el bosque húmedo atlántico. Desde diversidad de musgos, hasta helechos, pasando por árboles autóctonos. Un reducto aislado de diversidad de plantas que forman un entorno natural precioso. En el que además pudimos ver varios individuos de hongos de varias especies que ya empezaban a salir: Boletus edulis, Cantharellus sp., etc.

Y por último aprendimos la increíble técnica que sirve para observar fauna salvaje autóctona que suele ser difícil de ver ya sea por sus hábitos esquivos en presencia de humanos o por sus hábitos nocturnos: el foto-trampeo. Óscar dejó cámaras camufladas en puntos estratégicos grabando durante alrededor de 20 días en el entorno de la fraga. Gracias a ellas pudimos ver los animales que habitan la zona que nosotros visitamos ayer. Un simpática gineta, un hurón, un corzo, un jabalí, etc. Diferentes animales que habitan en nuestra comarca, haciendo de ella un lugar único con un gran valor natural que todos debemos preservar para proteger toda esa fauna y flora que habita en la fraga y además poder seguir disfrutando de una manera sostenible.